miércoles, 10 de diciembre de 2014

El mito de la Caverna. Platón atemporal.

En el mito de la Caverna los hombres estaban atados con cadenas al fondo de una cueva y de cara a la pared, dando la espalda a la entrada. Su visión es limitada y por tanto lo único que ven son las sombras de los animales y personas que pasaran reflejados en la pared. Un hombre pudo escapar, el camino le fue difícil, pero finalmente pudo ver la luz del día, ésta le afectaba a la vista, así que tuvo que esperar a que se hiciera de noche para acostumbrarse con la tenue luz de la luna, así fueron unos días hasta que se acostumbró. Después se dio cuenta de que había vivido engañado toda su vida con las sombras que se reflejaban en la pared y va a la cueva de nuevo para decírselo a los demás hombres, aún encadenados, éstos se piensan que el hombre que escapó está loco, porque para ellos la realidad son las sombras que han visto durante toda su vida en la pared de la cueva.
Quizás este mito no sea tan mito y sea real, ya que actualmente en el s. XXI vivimos en nuestra propia caverna atados a la tecnología.

Carmen Mª López. 1ºC Bach.

No hay comentarios:

Publicar un comentario